Claves para una correcta planificación financiera

sakudarte
Asesorías Fiscales

        Una vez ha concluido el ejercicio económico, se suele realizar un balance y formular los objetivos, deseos y metas a alcanzar para el próximo ejercicio. Cuando nos adentramos en el mundo empresarial, debemos de tener claras las líneas estratégicas entre las que se encuentra nuestra actividad. La forma más efectiva de determinar estas ideas es expresar objetivos determinados y alcanzables que forman nuestra guía de cómo operar diariamente.

Pero… ¿Qué es la planificación financiera?. Planificar es concretar qué acciones pretendemos hacer en un futuro con el objetivo de alcanzar diversas metas y cuáles son y en qué cantidad los recursos que necesitamos para poder llevarlas a cabo. El objetivo de la planificación financiera es reducir el riesgo y sacar el máximo partido de las oportunidades y los recursos financieros. Busca decidir de forma anticipada el dinero que va a necesitar y cómo aplicarlo de tal forma que se obtenga el mejor rendimiento y la mayor seguridad financiera posible (el menor riesgo).

Una de las causas de los problemas financieros y del fracaso empresarial es la carencia de una buena planificación efectiva cuya clave es estructurar y definir correctamente todas y cada una de las etapas que forman la misma.

1.- Estudio de la empresa y su entorno. Debemos de saber con qué recursos contamos y qué oportunidades tenemos a nuestra disposición en el mercado que nos facilitarán la consecución de las metas planteadas.

2.- Acertada definición de los objetivos principales y secundarios que queremos alcanzar. Si no sabemos en qué dirección vamos o no tenemos claro qué metas queremos conseguir es muy probable que no consigamos buenos resultados. Es muy importante que los objetivos que nos planteemos sean alcanzables. Hay que ser realistas y conscientes de las limitaciones que posee nuestro negocio.

3.- El plan B: Estudiar las alternativas y seleccionar la que mejor se adapte a nuestros objetivos fijados, es decir, la que sea más factible. Esto nos permitirá que en caso de no poder alcanzar por diversas circunstancias nuestro objetivo principal, conseguir al menos acercarnos al mismo.

4.- Formular planes y presupuestos. Podremos realizar dos tipos de planes: uno a corto plazo y otro a largo plazo. Con los presupuestos cuantificamos los recursos que necesitaremos, es decir, cuánto nos cuesta realizar una acción determinada.

La planificación financiera es uno de los factores clave para el éxito empresarial. Para poder realizarla correctamente, hay que hacer un buen estudio tanto de la empresa como de su entorno. Con ello se conseguirá poder plantear objetivos factibles, alcanzables, además de reducir los costes y ayudar al éxito empresarial.

¿Quieres conocer más claves?

¿Qué te ha parecido este artículo?
 Nada interesante Poco interesante Interesante Muy interesante

¿Te interesa algún tema en particular?

Déjanos tu e-mail

Comparte si te parece interesante

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cinco + 13 =