Skip to content Skip to footer

Entrevista al Dr. Diego Peydró

DiegoPeydro700-415

Entrevistamos a Diego Peydró, Ortodoncista de renombre, Co­director de Clínica Peydro Herrero y Co­director de Master COIP en Invisalign. Maratoniano, triatleta y apasionado por la vida, Diego nos cuenta su día a día y cómo traslada sus valores a mejorar la vida de sus pacientes a través de su sonrisa. ­

Hola Diego! Cuéntanos,

¿Cómo vives tu trabajo del día a día en la clínica? Pues tengo la suerte de dedicarme a un trabajo que me apasiona (ortodoncista). Monté la consulta hace 10 años y siempre digo que tengo la suerte de dedicarme a aquello que me apasiona. Desde que inauguré la clínica con mi hermana, vivimos con mucha pasión y mucha ilusión todos los días, porque nos dedicamos a un trabajo que consiste en mejorar la vida a las personas y además, diseñarles una bonita sonrisa. Eso es algo que para mí es apasionante. Cada día, entro a las 8 y media a trabajar y salgo a las 10 de la noche, y siempre salgo con una sonrisa porque me encanta lo que hago. ­

¿Qué valores caracterizan a la clínica Peydró Herrero? La honestidad es lo principal. Soy una persona muy honesta y siempre decimos muy claro a la gente que problema tiene y cual es la mejor solución para ellos, para que cada uno decida lo que quiera hacer. Otro valor que nos caracteriza es nuestro sentido de mejora continua. Nosotros siempre estamos intentando llegar al máximo nivel de calidad, no sólo clínica sino también asistencial para nuestro paciente. Además, tengo un equipo espectacular, en el que todos amamos nuestra profesión. Cuando me preguntan porqué nos va bien, pienso que es porque es un sumatorio de muchas cosas, pero todas ellas hechas con pasión. Eso es lo que hace que las cosas funcionen. ­

Cuéntanos tu historia ¿Cómo empezaste en esto? Yo empecé un poco por casualidad. No tenía muy claro lo que quería estudiar, una persona me orientó hacia la odontología y la verdad es que fué un acierto absoluto. Luego cuando terminé mi especialidad, me dediqué al mundo de la ortodoncia, donde descubrí un mundo apasionante. Estudié la especialidad en una universidad americana en Madrid. Y luego, mi hermana y yo siempre teníamos un proyecto en mente. Siempre habíamos soñado con tener algo propio para poder hacer la odontología que yo quería, no la odontología que querían otros. Así fue como empezamos. Con 27 años monté mi clínica, con ningún paciente. Abrimos, y fruto del trabajo del día a día, ahora tenemos lo que tenemos. ­

¿Cómo te sientes al ver cumplido su sueño? Yo creo que el sueño cumplido nunca va a estar. Porque yo soy una persona muy soñadora que siempre está pensando en algo más. Yo estoy encantado y me siento un privilegiado. Cada día, doy las gracias por lo que tengo pero nadie me ha regalado nada. Que yo tenga tantos pacientes no es fruto de la casualidad, es fruto de muchos años de trabajo y de hacer las cosas bien. ­

Que te gustaría que dijeran de ti, cuando ya no estés? Que vivió la vida a tope e hizo todo lo que podía hacer. No se le quedó nada en el tintero. Se entregó al máximo a su vida. Ese es un poco mi estilo de vida. Intento exprimir todo al máximo. Que vivió al máximo su vida en definitiva.­

¿Si tuvieras que cambiar algo en el mundo, qué sería? Las grandes desigualdades que hay que generan envidia entre las personas. Me gustaría cambiar esas desigualdades y darían lugar a un mundo mejor. Habría menos envidia y menos celos entre las personas. Porque muchas veces hay gente que no acaba de despegar porque hay otro que le está poniendo la pierna encima para que no despegue. Hay veces que tu tienes un sueño, y la gente no te lo apoya por miedo a que tu triunfes. Romper las desigualdades para que todo el mundo pudiésemos partir desde el mismo punto de partida, y cada uno, que su esfuerzo personal, lo llevase a donde tiene que llegar. ­

¿Qué soñabas ser de pequeño? Soñaba con ser torero. Veía todas las corridas de toros y me veía como torero. Después de ser torero, me veía como piloto de coches, luego de motos. Hasta que un día descubrí este mundo. Lo que siempre he tenido claro, cuando ya tenía un poco de madurez, es que solo iba a trabajar para mí. Que yo no iba a trabajar para nadie. Desde que tenía 14 años, tenía muy claro que solo iba a depender de mi. ­

¿Qué asignatura te gustaba más cuando estudiabas? Yo siempre he apuntado a ciencias. El dibujo se me daba fatal, y siempre me ha gustado las ciencias relacionadas con salud. Todo lo relacionado con la ciencia, intentando huir de otras cosas como el dibujo. ­

¿Alguien cercano a quien admirar o tomar ejemplo? Pues aunque suene a tópico, mis padres. Estoy aquí por ellos. Mi padre, cuando yo era un niño, se ha pasado semanas y semanas en el coche viajando por toda Europa para darnos todo lo mejor. Es verdad que a mi nadie me ha regalado nada, pero gracias a mis padres he podido hacer una carrera y estudiar una especialidad. Yo sé que mis padres han sacrificado mucha vida para poder darme a mi. Eso es algo admirable ­

¿Cuáles son tus preferencias de lectura? Yo hace más de 10 años que no leo una novela. Leo libros de crecimiento personal y libros con los que puedo aprender algo. Hace poco leí la biografía de Richard Branson. Leo libros de Jim Rohn, Anthony Robbins… Solo leo ese tipo de lectura. Cosas con las que pueda aprender algo. No leo novelas por entretenerme. Siempre leo libros de personas que hayan conseguido cosas espectaculares, grandes empresarios, técnicas de venta, técnicas de marketing… Soy una persona que leo mucho, alrededor de 40 o 50 libros al año, y ese es mi estilo de lectura. ­

¿Tu película favorita? Mi película favorita es Terminator 1 y Jurassic Park. Las habré visto visto como 50 veces. ­

Si tuvieses que elegir entre ser camarero o cocinero, ¿qué elegirías? Cocinero. Primero porque soy malo cocinando, pero me gusta la cocina. Pero especialmente, debido a mi forma de ser, me gusta llevar la batuta. De mi vida y de las cosas que hago. Además ser cocinero tiene una parte más creativa y está relacionado con lo que hago, pues la ortodoncia es muy creativa. Y me siento más identificado con eso.

Go to Top