Skip to content Skip to footer

Factura electrónica

Una factura electrónica tiene los mismos efectos legales que una factura en papel. La diferencia es que esta se emite de manera digital y certifica una operación comercial de compra venta de bienes o servicios. Por ello tiene los mismos efectos y están tambien reguladas en el Real Decreto 1619/2012, del 30 de noviembre.

No hay diferencia en cuanto a normativa, lo que permite es asegurar la autenticidad, intergidad del contenido y legibilidad.

¿Cuáles son sus ventajas?

1

Mejora la gestión de las empresas

Acorta ciclos de tramitación, incluido el cobro, evita errores humanos.

2

Ahorro económico y de almacenamiento

Ahorro costes de impresión en papel, ayudando al medio ambiente.

3

Contribuye con la modernización de la economía

Desarrollo de la Sociedad de la Información.

4

Minimiza el fraude

Al impedir la manipulación del documento se reduce el fraude.

¿Cuál es el plazo para que las empresas se adapten a la factura electrónica según esta ley?

Tras la aprobación de la ley 18/2022 de Creación y Crecimiento de Empresas, conocida como la Ley Crea y Crece, la ley estipula que desde que se apruebe, los pequeños negocios y los autónomos tendrán dos años para implementarla, sin embargo las empresas con más de ocho millones de euros de facturación anual tendrán un año.

Teniendo en cuenta que este reglamento se halla actualmente sometido a consulta pública, será en la segunda mitad de 2025, cuando se agote el plazo. Contemplar 2025 como horizonte para el cambio es un buen criterio ya que se requiere un periodo de adaptación.

En el momento que sea obligatoria, no tenerla implementada puede suponer graves sanciones económicas.

¿Qué tipos de facturas hay?

1

Factura en formato
estructurado

Las facturas en formato estructurado contienen datos y pueden generarse automáticamente mediante sistemas informáticos de facturación del emisor. A su vez, estos documentos pueden tramitarse de manera automatizada por los sistemas informáticos de pago y contabilidad del receptor. Algunos ejemplos de formatos estructurados incluyen el lenguaje XML (como UBL o Facturae) y EDIFACT.

2

Factura en formato
no estructurado

Las facturas en formato no estructurado son esencialmente imágenes que requieren procesamiento manual o costoso para introducirlas en los sistemas informáticos del receptor. Por ejemplo facturas escaneadas o en pdf.

¿Cómo me puedo unir al cambio?

1

Tu empresa dispone de software de gestión empresarial certificado

Si tu empresa dispone de software de gestión empresarial se puede ofrecer una auditoria para verificar si cumple con las obligaciones de la Ley Crea y Crece y estudiar la manera en la se envían las facturas para agilizar los procesos.

2

Tu empresa no dispone de software de gestión empresarial

Si tu empresa aún no dispone de un programa de gestión empresarial, te ofrecemos la oportunidad de modernizarte. Nuestro programa agiliza los procesos de facturación y te prepara para la obligatoriedad de la factura electrónica. Además, si te acoges al programa de Kit Digital antes de que termine el 2024, podrás obtener la implantación subvencionada.

LLÁMANOS O ESCRÍBENOS

Estaremos encantados
de poder ayudarte

Go to Top